Ahorro económico

Ahorro económico al ir al trabajo en una bicicleta eléctrica

Los desplazamientos al trabajo en bicicleta eléctrica son cada dia mas habituales. Además de una forma de hacer deporte, supone un importante ahorro económico en desplazamientos.

Es imposible ignorar el aumento de la popularidad de las bicicletas eléctricas. Esto se debe a las muchas formas en que una bicicleta eléctrica puede ser beneficiosa para todos, desde los no ciclistas hasta los entusiastas del ciclismo. En pocas palabras, una bicicleta eléctrica amplía las posibilidades de que el ciclismo se considere una opción de transporte viable, una actividad de ocio sostenible y un ahorro sustancial de dinero.

A ver, fácilmente puedes ir y volver del trabajo más rápido en una bicicleta eléctrica y convertir los viajes diarios en tiempo libre (Andar en bici siempre es una experiencia divertida) y como te apoyaras de la batería y el motor, tu trayecto será suave y sin preocuparte por llegar acalorado.

Consumo de una bicicleta eléctrica

En Europa las bicicletas eléctricas deben regirse por una regulación en cuanto a su potencia, velocidad máxima, etc. Siendo 250 W y 25 Km/h lo máximo. Normalmente las baterías cuentan con un ciclo de vida de 3 a 5 años, y fabricantes de prestigio ofrecen garantías de 2 años. Fácilmente podrás consumir hasta 45 km con una sola carga de batería, y suponiendo que tu trayecto al trabajo sea de 10 km es una autonomía más que razonable.

Es cierto que no existe una bici eléctrica considerada barata. Los precios varían ampliamente, debes esperar pagar por lo menos 1.000 euros por una bicicleta eléctrica decente y mucho más 2.500 a 3.500 euros por una bicicleta de alta calidad. No obstante, una bicicleta eléctrica es muchísimo más económica que un coche, y si ya tienes uno ¡no importa! Piensa esto: si guardas tu automóvil en el garaje con más frecuencia, ahorrarás dinero en efectivo en mantenimiento y también es una forma de ahorrar gasolina.

Especialmente esto último, por 100 Km recorridos en una bici eléctrica gastas 0,25 según diarios como “El Mundo” mientras que, comprar gasolina para 100 km te costaría 7 euros. Además de eso, no necesitas comprarle un seguro (Adiós a la primas) la licencia no es un requisito para ir en tu bici y no debes pagar impuestos/tarifas de matriculación y aparcamiento. Como seguro notarás, al usar una bici por un trayecto tan simple como ir al trabajo, ahorras mucho dinero en gasolina para tu coche o bien, en transporte público.

Otros beneficios

Además de ahorrar dinero, y de ser un reemplazo viable para un segundo automóvil con todos los beneficios ambientales, usar una bici eléctrica te mantiene saludable. Por ejemplo: si tienes una lesión o enfermedad, las bicicletas eléctricas pueden ayudarte a continuar recorriendo, en lugar de tener que dejar de pedalear por completo.

Todavía haces ejercicio, ¡no es hacer trampa!

La gran mayoría de estas bicis tienen ajustes de nivel de potencia en los controles del manillar que te permiten reducir la potencia si deseas más ejercicio, o aumentarla si necesitas más ayuda. Algunas incluso tienen una pantalla que se puede conectar mediante Bluetooth para mostrar la frecuencia cardíaca y las calorías quemadas.

Califica esta publicación