La crisis del coronavirus (covid-19) ha cambiado nuestras perspectivas futuras de movilidad. Todavía no hemos salido del confinamiento y ya son muchas las personas que cambiarán su manera de ir al trabajo en un futuro próximo.